Un blog sobre el Trabajo
en la Era Digital

Image
Destacado

Seis de cada diez trabajadores deberán formarse en los próximos años

El doble movimiento de cualificación y descualificación de los empleos que se observa en el mercado de trabajo solo puede entenderse como resultado de la transformación del entorno laboral en el que desempeñan su labor los trabajadores. Solo para una parte de ellos sus puestos se recalifican, pueden poner en práctica más conocimientos y tienen algún grado de capacidad para tomar decisiones sobre su puesto de trabajo (autonomía). Por contra, la mayoría de los trabajadores se sitúan en "espacios de menor relevancia productiva", dificultando su posterior acceso a puestos más exigentes en términos de conocimientos y habilidades (Lahera Sánchez, 2005).

Con la digitalización de las empresas se producen cambios en el contenido (las actividades que se realizan) de los puestos de trabajos y en nuevos componentes del trabajo que se da en las organizaciones, como el trabajo híbrido, la flexibilidad de la jornada laboral, la conectividad de los puestos, el incremento de los ritmos y las exigencias productivas, etc.

Estos cambios tienen su correlación con una nueva configuración de los requisitos de cualificación (conjunto de capacidades y conocimientos sobre el proceso de trabajo) que se dan en las ocupaciones y empleos, donde las exigencias del puesto en cuanto a nivel educativo, formación y experiencia previa también se alteran. A eso se suma que los trabajadores de cualquiera rama de actividad deben adquirir un nuevo catálogo de competencias (como conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes) para cumplir con las funciones y responsabilidades que el nuevo entorno laboral les exige (López Carmona, 2023).

En este contexto, vamos a dedicar este artículo a comentar algunos resultados que aparecen en el informe elaborado por Randstad Research sobre las Tendencias de Formación, en el que se recoge que seis de cada diez trabajadores van a necesitar formación en los próximos tres años para actualizar sus conocimientos y habilidades a su desempeño laboral. El informe repasa las principales tendencias que traerán transformaciones estructurales en el mercado de trabajo que exigirán la actualización de las habilidades de los trabajadores a corto y medio plazo, como:

  • las innovaciones tecnológicas, como la Realidad Virtual, la Inteligencia Artificial (IA) o la robótica avanzada, entre otras;
  • los cambios demográficos, que están reduciendo la población en edad de trabajar y despoblando amplios territorios;
  • los cambios medioambientales, que suponen una transformación del conjunto de los empleos hacia formas de trabajo más sostenibles; y
  • los nuevos modelos de trabajo que se implementan en las empresas, como el trabajo híbrido o el trabajo de plataforma.

 Obtenido de Footolia

Nuevos requerimientos de educación y formación 

La cualificación del puesto de trabajo en el nuevo entorno digital de trabajo se relaciona de manera prioritaria con los conocimientos -generales y específicos- que se despliegan en la ejecución de las tareas, que son además proporcionados por la propia empresa (formación interna), y por el propio desarrollo profesional dentro de la misma (la experiencia adquirida).

El nivel educativo se ha convertido en un aspecto clave para acceder al mercado laboral, en el que cada vez un mayor número de oportunidades laborales surgen de puestos de trabajo que exigen un nivel educativo alto. En el caso del mercado laboral español, se espera que dos de cada tres puestos de trabajo (67%) que se crearán entre 2023 y 2035 requerirán un nivel educativo alto, frente a solo un 4% para un nivel educativo bajo. Esto está suponiendo que entre los jóvenes de 25 a 29 años de la Unión Europea (UE) la tasa de desempleo de aquellos que poseen un alto nivel educativo (12,5%) es la mitad que aquellos que con un nivel educativo bajo (24,5%).

En el interior de las empresas la formación interna gana terreno debido a la digitalización y al relevo generacional. De hecho, en el informe Randstad Research se recoge que el 41,8% de las empresas españolas que se ha planteado utilizar la Inteligencia Artificial en sus procesos internos ha desistido por la falta de formación de su personal para implementarlo,

Esto está alineado con el objetivo marcado por la Comisión Europea de que en el año 2030 al menos el 60% de los adultos reciba formación anualmente en las empresas como un aspecto clave para la productividad y competitividad de las organizaciones. Para ello la Unión Europea destinará 64.800 millones de euros a la formación a través del Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia y del Fondo Social Europeo.

Perfiles relacionados con la tecnología y la sostenibilidad como más necesitados de formación

El informe de Randstad Research, recoge informaciones de diversas instituciones, como el Foro Económico Mundial, el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Cedefop) o la Comisión Europea. En él se señala que los perfiles que van a necesitar una mayor formación son aquellos empleos vinculados a la transición digital y medioambiental, así como los relacionados con cambios en los patrones de consumo y con el reemplazo generacional.

Las necesidades de formación en mayor o menor medida van a ser generales, ya que el conjunto de trabajadores va a necesitar actualizar sus conocimientos y habilidades para interactuar con nuevas tecnologías, producir de manera más sostenible y trabajar en organizaciones más flexibles, diversas e intrusivas. En el informe se remarcan algunos grupos de trabajadores:

  • Los profesionales del sector tecnológico, que van a requerir conocimientos técnicos y complementarios en materia de IA, robótica o realidad inmersiva.
  • También las profesiones más afectadas por el cambio demográfico van a necesitar formar a un mayor número de personas para dar servicio en el sector sanitario o de cuidados.
  • Igualmente, van a necesitar actualizar sus conocimiento y habilidades aquellos profesionales destinados a los llamados "empleos verdes", así como los afectados por el cambio en los patrones de consumo por los cambios sociales: más compras online, pago por uso, sostenibilidad de productos, mayor importancia del ocio, la salud o el bienestar, etc.

El informe de Randstad Research viene a unirse a otros estudios sobre la importancia creciente de la formación para los trabajadores, que deben desempeñar sus actividades en un entorno de trabajo cambiante: automatizado, digitalizado, conectado y colaborativo.

Si te gustan los contenidos del blog puedes apoyar este proyecto compartiendo los artículos; también puedes suscribirte y recibir en tu correo los nuevos artículos que vaya publicando.

Para saber más...

Arturo Lahera Sánchez (2005). Enriquecer el Factor Humano: Vol. VI. Fundación de Investigaciones Marxistas.

José Luis López Carmona (2023). Más allá de la automatización. Impacto de la Cuarta Revolución Industrial sobre las condiciones de trabajo y la cualificación

Randstad Research, The Future of Jobs Report 2023

0

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://trabajo4cero.com/